Las vacaciones de semana santa te permiten disfrutar de la primavera en todo su esplendor. Solo durante esta época podrás disfrutar más algunos lugares en el mundo donde el clima, la flora, la fauna y la geografía se unen, dando como resultado paisajes de otro mundo. Aprovecha la semana santa disfrutando de estos momentos únicos durante el año.

10 excelentes lugares para conocer en semana santa

Montaña de los 7 colores – Canchis, Cusco, Perú

Su cima es uno de los mejores paisajes del mundo.

Vinicunca, Cerro Colorado, Montaña Arcoíris… Con varias formas de conocerla, de seguro esta montaña está entre tu bucket list o por lo menos ya habrás escuchado de ella.

A unos 100 km aproximadamente de Cusco, Perú se encuentra este arcoíris hecho montaña. Se le llama montaña de los 7 colores por los vibrantes colores que la conforman y se deben a su composición mineral. Una de las mejores atracciones del Perú, junto con Machu Picchu. ¡No lo puedes dejar fuera de tu itinerario!

Montaña de los 7 colores, en Cusco, Perú.
Foto por McKayla Crump.

Esta famosa montaña se encuentra a unos 5,200 metros de altura. Si bien es un poco difícil llegar a la cima, la vista desde ahí es impresionante como para sacar una de las mejores fotos de tu vida, sin duda valdrá la pena.

Tu semana santa queda perfecta ya que la mejor época para visitarla es en abril cuando la temporada se seca porque los cielos se encuentran despejados. Esto te permitirá disfrutar mejor de los intensos colores de la montaña, y por supuesto, sacar la mejor foto de recuerdo.

Visitarla es toda una experiencia ya de por sí llegar a ella es toda una aventura. Se puede llegar a la cima caminando o a caballo. La resistencia será tu mejor aliado.

Keukenhof – Lisse, Países Bajos

El jardín más bello del mundo.

Si Keukenhof está abierto, significa que llegó la primavera. El también conocido como el jardín de Europa, es el parque floral más grande y más conocido en todo el mundo.

Este extenso parque tiene más de 32 hectáreas donde se plantan más de 7 millones de bulbos florales cada año, que al florecer crean paisajes realmente bellos.

Keukenhof significa “el jardín de la cocina” en holandés, y se le dio ese nombre porque en otros tiempos fue utilizado como huerto para la condesa Jacqueline de Hainaut.

Jardín de tulipanes en Keukenhof. Foto por Ellen.

El parque se encuentra en Lisse, Países Bajos (Holanda) y este es el país de los tulipanes. Solo abre durante 8 semanas, ya que es el tiempo en el que florecen los tulipanes. ¿Sabías que Holanda es el país máximo productor de flores del mundo? Con nada más que el 80% del mercado de bulbos y flores cortadas.

Lago en el jardín de tulipanes más bello del mundo. Foto por skeeze.

Este 2019 es la 70 edición de Keukenhof y, con el tema “Flower Power”, abrirá sus puertas entre el 21 de marzo y el 19 de mayo de 08:00 a 19:30 hrs. Tu semana santa se llenarán de color y aroma, ya que durante el mes de abril los tulipanes están en su máximo esplendor.

En su interior encontrarás eventos culturales y actividades para niños, entre los más esperados es el desfile de flores que se llevará a cabo el 13 de abril del 2019.

Alquila una bicicleta o súbete a uno de los barcos para disfrutar de esta aromática y colorida experiencia.

Monte Yoshino – Nara, Japón

El monte que cambia de color.

Monte Yoshino es una montaña ubicada en el pueblo con el mismo nombre en la prefectura de Nara, Japón. Ha sido nombrado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y se le ha considerado como el lugar de observación de las flores de cerezo más famoso de Japón ¡por siglos!.

Monte Yoshino, el mejor lugar para ver la temporada de cerezos en Japón.
Vista de la alfombra de cerezos en el Monte Yoshino. Foto por Adriana Prudencio.

La sakura, o flor de cerezo, es uno de los símbolos de la cultura japonesa y solo florece en abril, cubriendo a la montaña con aproximadamente 30,000 cerezos de variedades diferentes. La gama de colores del rosado, hasta casi tonos blancos, hacen que la montaña cambie de color. La lluvia de los pétalos que crean al caer de los árboles son todo un símbolo de belleza y significan para los japoneses el comienzo de un nuevo ciclo.

Época de cerezos en Japón
Caminando por el Monte Yoshino. Foto por Adriana Prudencio

Se divide en cuatro áreas: Shimo Senbon (la parte más baja), Naka Senbon (parte media), Kami Senbon (parte alta) y Oku Senbon (el interior).

Para subir a Naka Senbon lo puedes hacer en autobús o en teleférico, el cual te permitirá ver la asombrosa alfombra de flores que crean los cerezos.
Te recomendamos llevar calzado deportivo ya que pasarás un rato caminando.

Durante el ascenso a las partes más altas podrás ver el imponente templo Kinpusenji y el santuario Yoshimizu, disfrutando de la pintoresca vista de los cerezos alrededor.

Salar de Uyuni – Potosí, Bolivia

Un desierto salino tan amplio que es posible verlo desde el espacio.

El Salar de Uyuni es el mayor desierto de sal del mundo. Podrá sonar aburrido visitar un salar, pero es uno de los principales destinos turísticos de Bolivia. Es de esos lugares que tienes que visitar para creer que son reales.

Contiene 10,000 millones de toneladas de sal, de las cuales 25,000 toneladas son extraídas cada año. Con 6.5 millones de toneladas de litio, es la mayor reserva a nivel mundial de este mineral.

Tiene unos paisajes impresionantes que parecen ser sacados de una película de ciencia ficción. Los cielos están tan despejados, que hay quienes dicen que por la noche es posible contemplar la vía láctea sin esfuerzo. Eso sí, abrígate bien que hay mucho frío.

Efecto espejo en el salar de Uyuni, Bolivia. Foto por Scott Dukette.

La mejor época para visitar el salar es entre abril y mayo, cuando se han ido las lluvias y es posible presenciar un fenómeno natural. Solo en estas fechas la sal se vuelve impermeable, acumulando el agua en la superficie y creando un increíble efecto espejo. ¡El favorito de muchos fotógrafos!

A orillas del salar podrás encontrar varios hoteles construidos con bloques de sal, característica que los ubican entre los hoteles más extravagantes del mundo.

Te recomendamos tomar alguno de los varios tours al salar. Se puede visitar de forma independiente, pero corres el riesgo de perderte. La Laguna Verde, con agua de hermosos tonos verdes; la Laguna Colorada, con aguas de color carmín; y las aguas termales, ideales para un baño relajante; son algunas de las maravillas que incluyen los tours a este mágico lugar.

El Vaticano – Roma, Italia

Sede de la Iglesia Católica.

Más allá de tu creencia religiosa, por su arquitectura e historia es uno de los lugares más impresionantes y majestuosos del mundo. Aunque es el estado más pequeño de toda Europa, la ciudad del Vaticano es mundialmente conocida por ser sede de la Iglesia Católica y Patrimonio de la Humanidad.

Visitarla en semana santa es el momento ideal, ya que el clima es muy agradable para disfrutar la ciudad y se siente una especial esencia de devoción por la religión católica, lo que resalta la historia de la ciudad.

Vista aérea del Vaticano en Roma. Foto por Korneker.

Hay cuatro lugares emblemáticos que debes conocer al estar en la ciudad. La Plaza de San Pedro, que es una de las plazas más bonitas del mundo; la Basílica de San Pedro, que es la iglesia del Papa y la construcción más importante del mundo. También están los museos vaticanos, estos cuentan con la mayor colección de arte de la iglesia católica. Por último, está la Capilla Sixtina, con frescos que son la obra maestra de Miguel Ángel.

Sin duda estos son algunos de los lugares que deberías ver al menos una vez en la vida. Estamos seguros que sus edificios llenos de historia te conmoverán.

Playa Paraíso – Tulum, Quintana Roo

El cielo convertido en playa.

Existen paisajes de ensueño, pero Playa Paraíso es otro nivel, siendo de las más galardonadas por su belleza.

Ubicada a tan solo 900 metros de la zona arqueológica de Tulum, Playa Paraíso es considerada la mejor playa de México y una de las mejores del mundo. Es perfecta para visitar durante semana santa, cuando el clima está de lo mejor para disfrutarla.

Relájate al bañarte en sus tranquilas aguas azul turquesa o camina sobre sus blancas arenas que se sienten como suave espuma bajo tus pies. Muy cerca de la playa hay lugares para comer deliciosa y fresca comida del mar.

Playa Paraíso en Tulum. Foto por Alistair Edmondson.

En la playa se ofrecen servicios de renta de camastros y palapas, muy económicos por cierto, lo que te da acceso a baños y regaderas de forma gratuita.

De Playa Paraíso salen excursiones para hacer snorkel en la segunda barrera de coral más grande del mundo que contiene paisajes increíbles de su variada fauna marítima. Si tienes oportunidad, no te pierdas esta increíble experiencia.

Su tranquilidad y majestuosa belleza la hacen perfecta para disfrutar, solo, en pareja, o de vacaciones con la familia.

Isla Mykonos – Grecia

Considerada como la Ibiza de Grecia.

Si buscas algo un poco más agitado para disfrutar en semana santa, Mykonos Grecia es el destino ideal para pasarla en grande.

Las discotecas junto a la playa, la música electrónica con los mejores DJ’s del mundo y sus playas paradisíacas destacan su famoso ambiente nocturno de esta cosmopolita isla.

Bello atardecer en Mykonos, Grecia.

Esta pequeña isla debe su fama a la belleza de su capital de la cual resalta por su arquitectura con casitas pintadas de blanco, las carpinterías de sus puertas y ventanas, y sus estrechas calles. Crean los fondos perfectos para sacar fotos hermosas.

Visítala durante tus vacaciones en semana santa ya que durante este tiempo las bugambilias están en su máximo esplendor y resaltan aún más la belleza del lugar.

Además, para esas épocas su clima permite disfrutar mucho mejor sus paradisíacas playas de finas arenas doradas y aguas cristalinas. Y por supuesto, de las mejores noches de fiesta hasta el amanecer.

Pero no todo es fiesta en esta isla, también puedes visitar el Museo Arqueológico, el Museo Etnográfico y el Museo Naval. Tómate fotos en los más bellos monumentos como la Iglesia de Paraportiani, la más antigua de la isla; y en los monasterios de Kastro y de Panagia Tourliani, con una arquitectura típica de las Cícladas.

Marrakech – Marruecos

Conocida como la ciudad roja.

Es una antigua ciudad y uno de los centros culturales más importantes de Marruecos. Su ambiente diferente y exótico, la belleza de sus edificios y su arraigada cultura vuelven a esta localidad un destino muy atractivo.

Estar en Marruecos es vivir una experiencia multisensorial donde sus sabores, colores y olores resaltan la esencia de la ciudad.

Visitarlo para semana santa es de lo mejor, ya que el clima no está ni tan caluroso ni tan frío como en otras fechas, lo cual te permitirá recorrer mejor las callejuelas de la ciudad sin tanto agotamiento.

Marrakech, la ciudad roja. Foto por Sarah_Loetscher.

​En la plaza Jemaa El-Fna se dan cita a acróbatas, encantadores de serpientes, cuenta-cuentos, vendedores de agua, bailarines y músicos, creando un ambiente de otro mundo. Por la noche, la plaza se satura de puestos de comida, convirtiéndose en un gran restaurante al aire libre.

A un lado de esta plaza encontrarás los Zocos de la Medina, donde hallarás un sin fin de variedad de tiendas y podrás poner en práctica tu talento en el regateo. Este mercado es de los preferidos por los españoles.

Sus edificios como Madraza Ben Youseff, la escuela coránica más antigua, y el Palacio de la Bahía son de los rincones más bellos de la arquitectura marroquí.

Madraza Ben Youseff, de los edificios más bellos del mundo. Foto por Kees Kortmulder.

Fort Lauderdale – Estados Unidos

Considerada como la Venecia de América.

Aunque se distingue por sus playas, su arte, cultura y sus eventos que atrae a visitantes de todo el mundo, Fort Lauderdale es conocida como la Venecia de América ya que posee canales en los cuales se puede recorrer a bordo de una góndola. Es por esto que es uno de los destinos favoritos para las vacaciones primaverales.

Disfruta de sus 37 km de playa con dorada arena. Entre las más reconocidas está Deerfield Beach, de ambiente familiar; Pompano Beach, ideal para la pesca; y Hollywood Beach, una playa de ambiente retro. Conoce también el poblado cosmopolita de Lauderdale-By-The-Sea, donde buceadores practican deportes entre arrecifes de coral.

Playa en Fort Lauderdale para vacaciones de semana santa.
Playa en Fort Lauderdale. Foto por Lance Asper.

Una amplia variedad de restaurantes, cafeterías, galerías y tiendas exclusivas hacen de este destino un ideal para visitar en semana santa. En este periodo disfrutarás de un cálido clima para refrescarte en sus trasparentes aguas.

Disfruta de un paseo por el parque recreativo Sawgrass en los Everglades y el Flamingo Gardens, camina entre mariposas en el Butterfly World y diviértete en el The Wreck Bar o el Museo de Descubrimiento y Ciencia. Este destino es ideal para disfrutar en pareja o con la familia.

¿Ya sabes a dónde te irás en semana santa? Escríbenos en los comentarios y no olvides compartir tus experiencias en Instagram con el hashtag #OkAvis.

Deja un comentario