¿Te imaginas disfrutar del cielo, el mar y el brillo de las estrellas reflejado en el agua? No solo nos referimos a las estrellas que iluminan el cielo, sino a esas estelas luminosas que simulan serlo. ¿Sabes de qué estamos hablando? ¡Bioluminiscencia, eso es! Este fenómeno se da en algunos lugares del mundo y México es muy afortunado al formar parte de esa lista de playas bioluminiscentes.

Este peculiar efecto que le da ese toque mágico al agua ocurre o es visible al caer la  noche, momento en el cual luces azules con tono fluorescente aparecen para ofrecer un espectáculo único y natural. Este se produce gracias a que algunas especies de fauna marina irradian luz para conseguir pareja. Así que si ya te entraron ganas de presenciar esta increíble exhibición, te presentamos las mejores playas bioluminiscentes de México en donde esto es posible.

 

5 playas bioluminiscentes que debes conocer

Holbox, Quintana Roo

playas bioluminiscentes Holbox

Esta isla paradisíaca perteneciente al estado de Quintana Roo ofrece, además de bioluminiscencia, hermosos paisajes y alucinantes atardeceres. También cuenta con una amplia variedad de fauna que distingue a esta región como tortugas marinas, aves, peces, entre otros animales que podrás tocar y ver en vivo y a todo color. Uno de los animales más característicos en la zona es el tiburón ballena, con el cuál podrás nadar muy de cerca adquiriendo un tour. Y así como con este cetáceo, existen temporadas para la bioluminiscencia en Holbox. Así que no olvides agendar unas pequeñas vacaciones a partir del verano pues el mar te espera para iluminar tu noche en una experiencia única y especial.

 

Xpicob, Campeche

playas bioluminiscentes Xpicob

Esta hermosa playa bioluminiscente mayormente virgen está ubicada en el estado de Campeche. Además de que durante las noches el mar aparenta estar lleno de luciérnagas azules, aquí también podrás sumergirte en la belleza marina practicando snorkel o bien, unirte a la pesca artesanal mediante el anzuelo de mano, empapándote de las tradiciones de este rústico lugar. Sus aguas poco profundas y tranquilas, por lo que lo convierten en un destino muy seguro para visitar en familia.

 

Nota: Las mejores temporadas para ser testigo de este grandioso fenómeno en el mar de Holbox y Xpicob es de julio a enero.

 

Lagunas de Chacahua, Oaxaca

Estas lagunas, conocidas como la joya escondida de Oaxaca, están ubicadas en la costa sur de México. Antes de presenciar la bioluminiscencia en este destino, podrás encontrar una gran variedad de actividades durante el día, como conocer las cinco lagunas que conforman el sitio, hacer surf y disfrutar de un tour por la reserva de tortugas y cocodrilos. A su vez, podrás enriquecer tu visita mediante comida y bebidas exóticas que te harán desear regresar para revivir sus amenidades y por supuesto, para tener más recuerdos con la familia y amigos.

 

Lagunas de Manialtepec, Oaxaca

Muy cercanas a Puerto Escondido, este sitio ofrece un sinfín de actividades como la pesca y recorridos en lancha por los manglares. Por la noche, podrás tomar un paseo por las aguas moteadas de azul en kayak, donde podrás contemplar las diferentes especies de aves y flora que rodean el lugar. Además de todo, encontrarás una amplia variedad de restaurantes en los cuales podrás disfrutar de un delicioso cóctel de mariscos y tortillas hechas a mano. ¡Qué rico!

 

Bucerías, Nayarit

Estas playas bioluminiscentes ubicadas en el estado de Nayarit son ideales para desconectarte del mundo por completo. Diviértete practicando buceo, snorkel, pesca deportiva, conduciendo vehículos anfibios o hasta paseando a caballo a la orilla del mar. Además, podrás hospedarte en los famosos bungalows, hacer un recorrido en bici y por la noche curiosear las artesanías hechas por los lugareños. Anímate a conocer este rincón del pacífico, maravillarte con unas espectaculares olas brillantes y azuladas, disfrutar de la calidez de su gente, sus deliciosos mariscos y sin olvidar tomar la foto del recuerdo en el Paseo del Beso.

 

NOTA: Te recomendamos visitar estas lagunas y la bahía de Bucerías en temporadas de lluvia, ocasión en la que es más frecuente la bioluminiscencia.

 

No pierdas la oportunidad de conocer algo bello, único y natural. Atrévete a salir de los hoteles all inclusive, rentar un auto y recorrer nuevos caminos. ¡Déjate cautivar!