Lugares para visitar en Oaxaca en fin de semana

Descubre los mejores lugares para visitar en Oaxaca durante un fin de semana completo y déjate cautivar con sus hermosas calles empedradas edificios coloniales decorados con cantera verde, por su cálida gente y su maravilloso ambiente.

 

Los mejores lugares para visitar en Oaxaca

Al centro de la República Mexicana se encuentra Oaxaca, un estado que además de contar una de las mejores playas bioluminiscentes para disfrutar en México, cuenta con una riqueza cultural y gastronómica inimaginable.

 

Día 1: Centro Histórico y Plaza Principal

El Centro Histórico de Oaxaca es un lugar muy pintoresco en donde podrás conocer la catedral más importante de la ciudad: la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción.

A escasos metros se encuentra la calle Macedonio de Alcalá y, caminando rumbo al norte, nos encontraremos con el espectacular templo de Santo Domingo. Sin duda alguna, este santuario es uno de los más bellos de la ciudad de Oaxaca. Aquí nos deleitaremos con sus esculturas talladas a mano y cúpulas forradas con mosaicos bitono. A tan solo unos pasos podrás adentrarte al patio interior, el cual te dejará asombrado con su belleza arquitectónica. Su atractivo principal es una fuente construida en cantera y decorada con pilares. Subiendo las escaleras hallarás murales de la época novohispánica embellecidos con oro y en sus espacios abiertos apreciarás hermosas vistas de la ciudad.

¡Tómate tu tiempo para estar cerca de la naturaleza! En Oaxaca existe un espacio dedicado a la botánica: el Jardín Etnobotánico. En ella albergan plantas oriundas de la zona como cactáceas, maíz, cacao y árboles que fungían como jabones en épocas pasadas.

A la hora de comer, Oaxaca se pinta sola. Esta bella ciudad nos ofrece un sinfín de opciones para comer y para todos los gustos y presupuestos. Zandunga, Los Danzantes, Origen y Pitiona son los nombres que figuran en la lista. Si eres más aventurero, el Mercado 20 de Noviembre es tu opción ideal pues una rica tlayuda te esperará a tu llegada. Te recomendamos pedir la mixta, lleva tasajo, chorizo y cecina ¡te encantará!. Pero si prefieres algo único, el pasillo de las carnes te sorprenderá. El procedimiento es muy sencillo, lo único que tienes que hacer es acercarte al carnicero de tu preferencia, comprar la carne y complementos que más te gusten y ¡listo, ya armaste la taquiza oaxaqueña!.

 

Día 2: Monte Albán, Culiapam y San Bartolo Coyotepec

A primera hora por la mañana te conviene viajar en auto y emprender a tu siguiente atractivo. Te recomiendo optar por la renta de autos así podrás moverte con mayor facilidad a destinos aledaños. Así podrás conocer con toda la comodidad Monte Albán, la ciudad prehispánica localizada a unos 10 km de la ciudad. Pídele a un guía que te cuente la historia de este sitio arqueológico. Seguido de esto, toma rumbo hacia el antiguo monasterio del siglo XVI en Culiapam de Guerrero. Después, podrás conocer el hogar de las míticas criaturas llenas de color, los Alebrijes, localizado en San Antonio Arrazola.

Es momento de tomar un descanso e ir a comer en la Hacienda Cuilapam de Guerrero. Esta construcción es una antigua casona habilitada como restaurante. En él se ofrece un completo y rico buffet con comidas típicas como chiles de agua rellenos, tlayudas, memelas y los reyes de la casa: los moles de la región. Completa tu experiencia en esta haciendo probando todos y no olvides acompañarlos sus famosas tortillas de comal, una muy grata experiencia culinaria.

Finalizando el día nos dirigimos a San Bartolo Coyotepec en donde veremos paso a paso la elaboración de las artesanías hechas en barro negro. Hay para todos los gustos y seguro que saldrás con más de una de estas piezas.

 

Día 3: Santa María del Tule, Teotitlán y Hierve el Agua

Al siguiente día, aventúrate a otro de los mejores lugares para visitar en Oaxaca: Santa María del Tule. En esta primera parada, podrás admirar uno de los árboles más longevos de México con 2,500 años de edad. Por unas monedas, puedes pedirle a un niño guía que te señale cada una de las figuras que se pueden apreciar en la corteza de este árbol. Y si te da un poco de calor, no olvides probar una nieve típica como la de tuna y leche quemada, una mezcla muy rica de la región.

Una de las actividades principales del estado es la elaboración de tapetes de lana de borrego y en Teotitlán del Valle hay un taller dedicado a su elaboración. El proceso inicia desde la pigmentación de la lana con colorantes  obtenidos de la naturaleza hasta el acabado final, el sello del taller.

Luego, podrás dirigirte rumbo al sur de Oaxaca para encontrarte con uno de los espectáculos más bellos del estado: Hierve el agua. Sorpréndete con sus cascadas petrificadas en dónde te refrescarás un rato y podrás admirar el paisaje desde tu auto. También podrás nadar en sus fosas por lo que no debes olvidar llevar traje de baño.

 

¡Descubre éste y otros lugares para visitar en Oaxaca!

El mezcal es una bebida que definitivamente tienes que probar en Oaxaca. Elaborado a base de agave destilado donde el más común es el espadín. Tómalo con cuidado y llévate una botella de recuerdo pero si lo tuyo es algo más dulce, las cremas te encantarán, todas ellas elaboradas con este destilado.

Con este recorrido podrás conocer parte de este maravilloso estado. Así que no dejes perder todo lo que tiene para ti y en tus próximas vacaciones planea conocerlo y descubre este y otros lugares para visitar en Oaxaca.

 

Por Edwin Sánchez