Un road trip es un viaje en auto por carretera donde lo único que importa es disfrutar el camino y conocer todos los destinos que hay desde el punto de salida hasta tu destino final. Definitivamente, es algo que tienes que hacer al menos una vez en la vida.

No importa si vas sol@, con tu pareja, amigos o familia, contar con un auto durante tu viaje te da la libertad necesaria para conocer lugares únicos antes y después de llegar a tu destino y agregarlos muy fácilmente a tu itinerario. Grandes paisajes, horas de ruta, una buena playlist y lugares increíbles te esperan al momento de hacer un road trip.

Conoce la experiencia personal de Alejandro y Gabriela quienes se lanzaron a hacer un road trip por el Caribe mexicano. Descubre con su experiencia las ventajas de rentas rentar un auto, los increíbles lugares que conocieron al hacer este viaje desde Tulum a Holbox.

 

Vista aérea de un road trip por el caribe.
Vista aérea de Alejandro y Gabriela viajando en carretera.

¿Cómo disfrutar un road trip por el Caribe mexicano?

 

Empieza tu viaje cuando quieras

Tu road trip comienza desde que llegas al aeropuerto de tu destino, ahí mismo encontrarás todo para elegir una arrendadora de autos. Olvídate de los contratiempos y los itinerarios rígidos de los tours. ¡Solo disfruta el viaje! Así nos relata Alejandro el inicio de su viaje:

Al llegar fuimos recibidos de manera muy cordial por el personal de Avis quienes nos llevaron a las oficinas de renta en el aeropuerto de Cancún. Puesto que ya contábamos con una reservación (se los recomiendo) el proceso fue rápido y muy sencillo. Nuestra Jeep estuvo lista en tiempo justo para comenzar la aventura. Las explicaciones por parte del personal fueron sencillas y detalladas, así que antes de imaginar ya nos encontrábamos en camino.

Haz las paradas que quieras y sin prisas

Olvídate de no poder parar para ir a comer o para ir al baño. Al viajar en auto, tú tienes el control de tu destino.

Debido a que habíamos tomado un vuelo muy temprano, no dudamos 2 veces en buscar un buen lugar para desayunar, y qué mejor que unos ricos tacos de pescado y camarón en la Quinta Avenida de Playa del Carmen.

Alejandro y Gabriela aprovecharon su estancia en Playa del Carmen para comprar equipo de snorkel y provisiones para visitar todas las playas que de su itinerario.

Nuestro siguiente destino, dónde pasaríamos la noche, fue Tulum pero no sin antes pasar a una playa muy recomendada por otros amigos viajeros.

Akumal es un pedazo del cielo como dicen los locales, al llegar la brisa nos recibió con el olor a playa. Un cielo azul testigo de nuestro asombro al ver una bahía con playas de arena blanca rodeadas de palmas playeras y colores de agua turquesa.

Sé tu propio guía de viaje

Al estar en carretera puedes encontrar increíbles lugares que tal vez no figuran en el mapa o que no se pueden disfrutar si viajas en autobús. Solo te queda disfrutarlos. Nuestros amigos nos relatan que al llegar al Tulum quedaron maravillados por el contraste entre la selva junto al mar, un paisaje digno de fotografiar.

Es un lugar pequeño pero que vale la pena caminarlo todo. Yo soy fanático de los platillos locales y no tardamos en encontrar un buen restaurante con comida local acompañados de buena música. Por la tarde al bajar el sol visitamos las ruinas arqueológicas Mayas de Tulum.

No te quedes con las ganas de conocer lugres. Del dicho al hecho de seguro hay muchos lugares increíbles. Aprovecha las mañanas para armar un itinerario de viajey continua tu camino a tu manera.

Al desayuno planeamos nuestra ruta para el día, tomando en cuenta que no había contratiempos y el clima se pronosticaba soleado, pues entonces decidimos incluir varias playas. Yo ese día haría buceo con tiburón toro en Playa del Carmen mientras Gabriela decidió caminar por las playas así que nos dirigimos a cumplir con las aventuras.

Gabriela caminando por la playa.
Gabriela caminando por la playa.

Conoce nuevos lugares e inesperados

Déjate sorprender por lugares inesperados que te irás encontrando durante tu road trip. Encuentra lugares con tipo de ambientes y para todos los gustos.

Si lo que te gusta son playas lejos de turistas y resorts, dónde puedas tener una bahía paradisíaca con el cobijo de una infraestructura que va de acorde al lugar, bahía Soliman es el lugar indicado. Soliman es una bahía que te deja con la boca abierta, los colores de todo lo que ves alrededor te sumergen en una sensación placentera. Buscamos la sombra de una pequeña palapa bajo palmeras y descansamos tomando agua de coco. Hay un lugar pequeño de comida local de mar que nos sedujo con unos platillos preparados en ese mismo momento tan frescos como la brisa de mar. Puedes caminar la bahía o simplemente relajarte a la sombra de las palmas, no hay necesidad de más.

Disfruta del camino entre amigos

No importa con quien empieces o termines el viaje, solo hay que disfrutarlo. Mientras todos quepan en el auto, todos pueden unirse para vivir nuevas experiencias.

Después de descansar nos quedamos de ver con unos amigos para ir al cenote Dos Ojos. Resultó ser un cenote cerrado de agua dulce dónde nadamos y exploramos. Tiene formaciones impresionantes en todas direcciones y saber que hasta 1987 se comenzó a explorar lo hacía más interesante. Estos sitios podían albergar joyas del pasado ya que los mayas los consideraban lugares sagrados y de rituales dónde no cualquiera podía entrar.

Después de los cenotes, Alejandro y Gabriela regresaron a Tulum para pasear por sus calles y aprovechar la noche en un buen lugar con música y ambiente. A la mañana siguiente emprendieron camino a otro paraíso natural.

Disfruta de la naturaleza

Salimos muy temprano en dirección a la reserva Sian Ka’an, que en maya es “Puerta del cielo”. Esta área protegida se aleja de edificios y se presenta como una de las más ricas en nuestro país por su diversidad. El camino nos llevó cruzando selva entre el mar caribe y una gran laguna. Frente a las playas se encuentra el segundo complejo coralino más grande del mundo por lo que nuestras paradas se hicieron obligatorias al saber esto.

Vista aérea de la reserva ecológica Sian Ka'an.
Vista aérea de la reserva ecológica Sian Ka’an.

Después de la reserva, nuestros amigos pasearon por Felipe Carrillo Puerto, un pequeño pueblo alejado de la modernidad de la ciudad que se transforma en un rincón de calma.

Llegamos con hambre, pero nos esperaban con un caldo de mariscos y una deliciosa langosta recién pescada por la cooperativa local. Nos contactamos ahí mismo con un pescador el cuál accedió a llevarnos a conocer por mar parte de la reserva. Así que nos montamos en la panga y comenzamos la travesía cruzando canales de manglares.

Estar en la naturaleza siempre te puede traer sorpresas, descubre lo que Alejandro y Gabriela encontraron al navegar por las aguas de la Sian Ka’an.

Al salir de la bahía entramos a aguas cristalinas dónde nos recibió una manatí con su cría. Continuamos hacia la barrera coralina dónde nos preparamos para hacer snorkel. Al sumergirnos al agua nos recibió una tortuga marina que pronto desapareció, pero dejó tras de ella una estela que al aclararse nos mostró peces de todos colores y tamaños. Fue un snorkel muy divertido y al volver a la embarcación volvimos a llevarnos otra gran sorpresa. Un par de delfines se acercaban y comenzaban a jugar entre si frente a nosotros.

Un destino más al viaje, ¿por qué no?

Para qué ver atardeceres a través de una ventana si puedes parar tu auto en un rincón y disfrutarlos.

Decidimos emprender el viaje de regreso a Tulum antes del atardecer para poder parar en una de las tantas playas que se ven a lo largo del camino. Al caer la noche paramos para ver la inmensidad de nuestro espacio lleno de estrellas y algún meteorito por ahí hacía de su magia.

A la mañana siguiente, nuestros amigos se despidieron de sus amigos y continuaron el viaje en dirección hacia Cobá.

Antes pasamos por los talleres de artesanos que se ven a la orilla de la carretera y ofrecen artículos impresionantes, no nos resistimos y nos hicimos de algunos. Cobá está muy cerca de Tulum así que al llegar nos fuimos a visitar las ruinas mayas del lugar. Fue divertido ya que en un extremo de la reserva arqueológica hay un gran lago, el cuál vimos de una distancia segura ya que en él se encuentran cocodrilos.

Tomamos una pequeña desviación hacia la izquierda y llegamos a un cenote recién descubierto en el cual pudimos meternos y apreciar la soledad del lugar con semejante ojo de agua.

Deja el auto y disfruta el final de tu road trip

En un road trip puedes disfrutar al máximo todos y cada uno de los destinos en tu itinerario. Cierra con broche de oro al llegar a tu destino final y disfruta de un agradable descanso en Holbox así como lo hicieron Alejandro y Gabriela.

Después de un placentero viaje llegamos a Chiquilá, un pueblo a la orilla del mar dónde dejamos nuestro jeep y continuamos la travesía hacia Holbox. En un extremo se encuentra Punta Cocos, un lugar recomendado por los lugareños para ir a ver el atardecer. Puesto que aún faltaba tiempo para la puesta de sol, decidimos ir caminando tranquilos por la orilla del mar. Las playas aquí también son únicas, no hay marea alta ni mucho oleaje, perfectas para adentrarse en ellas. Al llegar a Punta Cocos nos sentamos en la arena y nos despidió el día un tremendo atardecer.

Atardecer en Holbox.
Atardecer en Holbox.

Una gran consejo es hacerse amigo de la gente local, ellos viven acá y seguramente te darán buenos consejos y te relatarán historias que muy pocas veces encontrarás por otros medios.

Paseo en bicicleta por las calles de Holbox.
Paseo en bicicleta por las calles de Holbox.

Los recuerdos son lo mejor

Sin detener sobre el camino llegamos de vuelta al Aeropuerto de Cancún dónde entregamos nuestra Jeep, que fue además testigo de nuestro tremendo viaje. La entrega fue muy rápida. Sin duda fue un viaje lleno de todo, las experiencias vividas en cada lugar nos llenaron la cara de sonrisas. Así nos despedimos de otra gran aventura.

Agradecemos a Alejandro y Gabriela por compartirnos su experiencia y por demostrar la libertad que se vive al rentar un auto. Y qué mejor para recordar este viaje que un video.

 

¿Qué esperas para hacer un road trip?

¿Ya te has ido de road trip? ¿Te gustaría hacer alguno? Llénate de nuevas e increíbles experiencias y agrega muchos más destinos a tu viaje. Cuéntanos tus experiencias en los comentarios y no olvides compartir tus fotos con #OkAvis en Instagram para formar parte de Avis Blog.

Deja un comentario